El tiempo pasa, las líneas cambian :-)

Recuerdo mi primera mariposa como si la hubiera pintado ayer, y fue ayer, desde luego, el "ayer" de hace cuatro años. Cayó en mis manos el libro de los hermanos Wolfe y, ni corta ni perezosa, me puse manos a la obra. Desde el principio, no se me dio mal la simetría y mi mano izquierda manejó decentemente la esponja... pero integrar los colores sin cortes y las líneas... llevó su tiempo, ¡a la vista está!. 

Es muy importante seguir de cerca el eterno consejo de los pintacaras veteranos: "el único secreto de pintar bien es practicar, practicar y practicar". Y te parece mentira... crees que te llevará siglos pintar puntos perfectos, antenas definidas y líneas armoniosas, a pesar de la fila interminable de niños esperando, después de haber pintado durante horas y tener unas ganas horrorosas de ir al baño. Ahí está la gracia... se pinta estupendamente en el salón de casa, el desafío es pintar igual de bien en "otras condiciones", sin olvidar, por supuesto, que ir al baño y descansar un ratito son un derecho que todos tenemos :)

Practica siempre que puedas, compara tus líneas de hoy con tus líneas de ayer, no con las líneas de otro. No sabemos nada de ese otro, pero sí de nosotros mismos, de nuestro tiempo para dedicar a este arte, de nuestras propias limitaciones y de nuestras metas, de las ganas que tenemos de mejorar y de la convicción de que podemos hacerlo y lo haremos. 

No necesitas nada más, sólo un vaso de agua con tiempo y un pincel lleno de paciencia, ¡y a pintar!.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La pintura que uso: el mágico aquacolor.

"One Stroke Face Painting" por Gretchen Fleener

Adiós a un intenso 2016 :)