¡Duendecillos de colores corretean por el Cervantes!

¡Ay, pero qué cosita... pa comérselo!
     No son las seis de la tarde y ya me encuentro con Paqui en la entrada del Teatro Cervantes. He visto  muchas veces este teatro desde fuera, en las vueltas por el centro, desde dentro, especialmente desde los palcos, pero nunca desde su corazón: camerinos, luces (¡cuidado!), escaleras... ¡qué emoción!. De nuevo, todo organizado, el camerino del fondo será mi espacio, allí esperaré a pequeños y grandes, duendes, ninfas y músicos... allí, al final, estaremos todos o casi todos, últimos ensayos, fotos, risas, persecuciones... Hoy los duendecillos llevarán "hojas-mariposa" del color de su chaqueta, repetimos el naranja y el verde metalizado que tan buen resultado dieron, y usamos amarillo Paradise y rosa TAG para el resto de chaquetas. Encima, purpurina holográfica blanca y dorada y corriendo a por la seta.

¡Guapos, guapos, guapos! :) 
     Las ninfas están preciosas ya cuando se colocan en la silla, pero qué lindas las cinco con esas sonrisas, flores en el rostro y en la cabeza. En esta ocasión, el centro del diseño será un corazón, luego, la coronita floreada metalizadas (con Superstar, TAG y Paradise). Los músicos cambian un poquito, el fondo será morado pero una plantilla y dorado Kryolan nos permitirá copiar el estampado de sus preciosos trajes. Por supuesto, no los olvidemos: puntitos, puntitos a juego con los más pequeños... Últimos retoques y ya estamos entre bambalinas. Nervios, alegría y un minuto para una foto que lo dice todo, instantes después, sube el telón y sus manitas comienzan a cantar igual o mejor que sus voces...

Fuente foto: El bosque animado @murgainfantil
    Aquí os dejo algunas imágenes más y el vídeo de la actuación de estos pequeñajos, unos artistas, traviesos y juguetones, dulces, ingeniosos y tiernos. 

    ¡Qué aventura estar cerca de ellos y contagiarse de su sonrisa y su ilusión!. Me alegra haber podido disfrutar este momento tan especial con ellos, gracias a la invitación de Paqui Prieto y a la valiosa colaboración de los papis de estos muñequitos. 

    Gracias a todos ellos y, en esta ocasión, gracias también a 101tv.es por recordar la increíble labor que realiza la Casa Ronald McDonald de Málaga, a cuyo beneficio destina quien escribe, el donativo recibido de la murga por esta actividad de pintacaras. 

   Nos queda aún otro "ratito bueno", el próximo sábado. Volveremos a correr, a pintarnos entre risas y saltos, a jugar, a vivir... y a recordar que sólo hay que querer sentirse un niño para conseguirlo. 

¡Los peques salen en la tele!
¡Ya empieza!


¡Calentando voces, últimos ensayos!

Fuente foto: Diario Sur


Comentarios

Entradas populares de este blog

La pintura que uso: el mágico aquacolor.

"One Stroke Face Painting" por Gretchen Fleener

Adiós a un intenso 2016 :)