Pintar al estilo inglés.

Tras un par de años aprendiendo maquillaje "convencional",  escapándome a menudo al maquillaje de fantasía a base de sombras de colores estridentes y pestañas postizas, me topé con el maravilloso mundo del “face painting”. Tuve entonces la posibilidad de viajar a Londres, así que me empeñé en buscar a alguien allí que me ayudara a lanzarme a la piscina y hubo suerte, ¡la encontré! 

Glyn Goodwin, ama de casa, mamá y abuela inglesa, face painter con más de veinticinco años de experiencia, conocida en su país por muchas buenas razones, pero especialmente -y, por eso, también envidiada-, por tener uno de los kits más amplios, con multitud de tonos y marcas distintos para el mismo color. Glyn, además, es miembro de la asociación de face painters ingleses, FACE, que persigue como objetivos principales, compartir, garantizar y preservar niveles básicos de calidad y, en definitiva, promover toda clase de acciones favorables para el aprendizaje e impulso del face painting. 

Nunca olvidaré aquel día tan estupendo, aprendiendo a coger el pincel, enjuagarlo y ponerlo a descansar, apoyar el meñique, usar la esponja, mezclar claros y oscuros, pintar mi primera mariposa... todo ello, tomando una rica infusión británica y comiendo una deliciosa tarta malagueña. 

Fue una experiencia genial, un lindo recuerdo que, afortunadamente, he podido reproducir después, encontrándome con Glyn de nuevo, en “jams” celebrados en su casa o cerca de ella, o incluso en la mía, cuando visitó Málaga en 2012; “jams” o reuniones en las que painters de todas las edades y conocimientos, comparten experiencias, risas, viandas, pequeños concursos y sorteos. 

 El espíritu de la comunidad face painter en Inglaterra, la idea de colaboración y ayuda, enriquecimiento y mejora de este precioso arte, las enseñanzas y consejos que Glyn y otros tantos painters ingleses me han regalado durante los últimos años, van conmigo a todas partes, se respiran en mi kit cuando lo preparo para un evento, en mi cartel de normas cuando lo coloco encima de mi mesa, en mi botellita de alcohol que siempre anda cerca para una "limpieza de urgencia"... y en mil detalles más. 

 Glyn y todos ellos me acompañan cada vez que sale una línea de mi pincel. Es un honor compartir con ellos este arte y, espero de corazón, poder hacer que para ellos, al menos, haya sido una feliz coincidencia haber compartido alguna vez mesa, pincel o sonrisa conmigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La pintura que uso: el mágico aquacolor.

"One Stroke Face Painting" por Gretchen Fleener

Adiós a un intenso 2016 :)